Culturoteca: Contraculturas hoy

Probablemente
a algunos de ustedes, el titulo de Culturoteca les parece familiar. Y para
otros, una excentricidad.

Hace
unos cuatro años, realicé un trabajo de investigación sobre las ideologías y estéticas
de las subculturas en el tianguis cultural en Guadalajara. El resultado lo subí
a un espacio de MSN que llamé Moda del Cultural.

En este
espacio, registraba con fotografías lo que me parecía mas notable de la manera
de vestir de los asistentes al cultural, y paralelamente realicé varios artículos
donde analizaba la manera de pensar de las diferentes subculturas presentes
(esas eran llamadas las culturotecas)

También
comencé a sacar cuentos cortos donde adaptaba mitos urbanos a la mitología del
cultural, utilizando técnicas de ingeniería memética. Esta sección no se
desarrolló porque se me atravesó la maestría en Estudios filosóficos, y eso absorbió
buena parte de mi tiempo en los últimos dos años y medio.

Regresé
a escribir algunas cosas en esa pagina, particularmente cuando el boom de la
agresividad anti emo, hace mas o menos un año.

A
finales del año pasado, comencé una revisión del movimiento emo… que nunca fue
publicada…

Así
como en otro ensayo hice referencias a mis críticas en comixfan, en este, haré
un crossover entre Moda del Cultural y Extravia. Esta columna aparecerá en
ambas páginas

 

Y la intención
es ver con la perspectiva de dos años, que ha pasado con los movimientos contraculturales
en Guadalajara, y con su presencia en el Tianguis cultural

 

Comencemos
por la cuestión emo.

Y
comencemos, por método, con una o dos definiciones.

Hace
alrededor de ocho años, los emo eran una proto-sub-cultura generacional, que se
caracterizaba ideológicamente por la afirmación de que hay que experimentar al máximo
todas las emociones posibles, vivir cada experiencia al máximo, dado que la
vida no tiene sentido en si misma. Una especie de nihilismo existencialista.

Posteriormente,
surgió la moda emo. Pantalones entallados, pelos largos sobre la cara,
maquillaje ligero, imagen andrógina, etc.

Se ha
discutido hasta el cansancio la relación entre la ideología emo y la moda emo. Hasta
donde yo veo, y lo he verificado mucho, son dos cosas separadas. Los primeros
emos no se vestían con la moda emo. La moda emo fue un producto del
comercialismo estadounidense.

E inversamente,
que un adolescente se vista con moda emo, no necesariamente implica que se identifiqué
con la ideología emo

Hace
poco más de un año, hubo una forma de historia colectiva contra los emos.
Subgrupos de las otras subculturas o tribus urbanas, acusaban a los emos de
copiones, y los agredían. Pero las agresiones mas fuertes no vinieron de las
otras subculturas, sino de los adolescentes que formaban parte del
establishment, del status quo.

Hace un
año, escribí que la presión social podía ayudar a coagular al movimiento emo en
una subcultura sólida.

Y
ahora, ¿Cómo se ven las cosas?

Curiosamente,
igual.

No
percibo que la subcultura emo haya evolucionado radicalmente. En diferentes
entrevistas con adolescentes (parte de mi trabajo en el otro mundo real), he
escuchado muchas veces las crisis existenciales derivadas del nihilismo, de la
idea que tienen de que la vida no tiene sentido; y eso los lleva a tratar de
vivir la vida de manera mas radical. Generacionalmente, piensan como emos. Pero
si les preguntas si son emos, lo negaran, y hasta manifestaran su repudio por
los emos.

Bastante
al contrario de lo que predije, la subcultura emo parece estarse diluyendo
dentro del mainstream, su estética se va fusionando progresivamente con la de
otras subculturas (primariamente con los dark/goth)

Incluso
en los medios de comunicación, la primera ola de bandas “emo” ya dejaron tanto
la imagen como el estilo atrás, y ahora solo vemos la típica imagen emo en
productos ultrabaratos Disney como Metro Station.

Y aun
vemos caricaturas de los emos en ciertos medios de comunicación mexicanos
(Platanito,  Omar Chaparro en Ritmoson
latino). Kristoff, portavoz (si no es que generador) de la histeria anti emo
hace dos años, ya dejo el tema atrás, pero la caricatura sigue perpetuándose.

La histeria
anti emo, la agresión social, la emofobia, como algunos la llamamos, parece
haber bajado. Poco a poco la sociedad parece estar generando algo de tolerancia
hacia lo diferente. Creo que esta tolerancia hacia los emos esta relacionada
con la tolerancia hacia la comunidad homosexual. Uno de los factores que solían
criticarse de los emos era la cuestión de su sexualidad “abierta”, y por lo
mismo, eran segregados por su orientación sexual, al igual que la comunidad
lgbt. En general, parece que la homofobia parece estar reduciéndose en Guadalajara
(%aunque siempre existen sus excepciones, "gracias a dios"%).

El
tianguis cultural sigue, igual que siempre, como un bastión de las subculturas,
un lugar donde los diferentes son aceptados, donde no hay segregación.
Gobiernos han ido y venido y no han logrado disolverlo.

Pero el
otro día me topé con una agradable sorpresa.

El
tianguis cultural no es el único lugar de reunión de grupos subculturales.

En el
Parque Revolución, grupos de jóvenes (la mayoría de apariencia emo) se reúnen a
compartir el tiempo y las actividades.
Y existe la leyenda urbana de los darketos que se reúnen junto al expiatorio…

Así que
parece que la ciudad esta generando espacios propios para las diferentes subculturas.

Simultáneamente,
el mecanismo de defensa del status quo sigue funcionando. Las subculturas son
asimiladas dentro del mainstream, en una forma diluida y degradada. Puedes ver
adolescentes que siguen la moda emo en plaza Galerías, y que no tienen mucha
idea de lo que implica la ideología emo. Aunque eso también pasa en el
cultural. Hay posers en todos lados, independientemente del nivel económico
predominante en el lugar.

 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

One Response to Culturoteca: Contraculturas hoy

  1. cinthia says:

    tengo doooos comentarios:1.- qué es o cuál es la comunidad lgbt?2.- no creo estar de acuerdo en tu comentario sobre la tolerancia del adolescente status quo hacia el emo; o en general hacia cualquier otra subcultura… ¿de verdad es tolerancia? es decir, cómo puedes percibir la diferencia entre la tolerancia y el valemadrismo o conformismo o el "me da igual"? porque en verdad me hace pensar que la ola de violencia contra el emo fue justamente una moda, un "cotorreo" entre chavos que se ponían de acuerdo para golpear al emo o que simplemente la gente no compartía su modo de vestir porque "el negro da calor y en verano no se usa negro"… espero estarme explicando… básicamente la duda es esa, cómo diferenciar la tolerancia/aceptación del valemadrismo/ya no me importas?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s