Estereotipos y arquetipos IV: la nacionalidad y la identidad

Cuando abrí esta pagina, una de las primeras cosas que hice fue enlazarla en una pagina británica llamada Barbelith, una comunidad de compartición de conocimiento… las reacciones fueron bastante interesantes… aparte de las quejas porque ellos no hablan español (pero nosotros si hablamos inglés… curioso) una de las preguntas mas difíciles de responder fue:”porque no tomas fotos de los mas originales… que no copien las ideas de los vecinos del norte”

Difícil responder. En  parte, esa es la intención… si lees la introducción, hablo de que uno de los criterios de selección es el sincretismo, lo mexicanizado que este el estilo de vestir, lo adaptado a nuestra realidad y nuestra historia.

¿Mi respuesta? Seré franco y la traduciré directamente:

“Responder esto es un poco triste o complejo, dependiendo en el punto de vista… Si he estado buscando personas vestidas de manera original, no anglo… o un sincretismo entre estéticas mexicanas y extranjeras. Pero no son comunes. Podríamos echarle la culpa a la globalización, o al malinchismo (como los mexicanos tienden a preferir maneras de vivir no-mexicanas)”

Pero seamos honestos… con la TV y el Internet… la globalización poco a poco aplasta las estéticas y las ideologías locales… Aquí podría derivar esta columna a una apología del mexicanismo y un ataque abierto contra la asimilación de las diferentes culturas.

Pero no creo en eso.

Nuestra cultura mexicana actual es producto de la mezcla y evolución de las culturas españolas y centroamericanas precolombinas… y la cultura española del siglo quince era una mezcla de árabes, provenzales, judíos… etcétera… No es el objetivo hacer una filología cultural específica…

El mestizaje cultural es un proceso natural, parte de la evolución de las culturas (y estoy haciendo una aplicación en parte de la teoría memética, y en parte de la teoría de análisis de juegos que gano el Nóbel el año pasado). Las culturas no se pierden, cambian y se mezclan. Las culturas que no cambian y se adaptan, que no se actualizan, eventualmente desaparecen por su falta de adaptación a las nuevas realidades sociales.

Lo que veo en el cultural cada sábado no es la desintegración de la cultura mexicana, es el caldo de cultivo donde se están creando las nuevas culturas mexicanas. Y de las nuevas culturas globales transnacionales, metageologicas. He mencionado Harajuku en la introducción… en ciertas maneras es un espacio paralelo al tianguis cultural, un espacio donde la convivencia de microculturas puede generar cambios sociales trascendentes.

Un lugar donde todas las personas diferentes pueden manifestar sus ideas sin ser reprimidos. Donde anarquistas pueden compartir sus ideas. Donde cada quien puede ir aprendiendo nuevas maneras de pensar y formar su propia identidad

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s