Hello world!

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

Posted in Uncategorized | 1 Comment

Culturoteca: Contraculturas hoy

Probablemente
a algunos de ustedes, el titulo de Culturoteca les parece familiar. Y para
otros, una excentricidad.

Hace
unos cuatro años, realicé un trabajo de investigación sobre las ideologías y estéticas
de las subculturas en el tianguis cultural en Guadalajara. El resultado lo subí
a un espacio de MSN que llamé Moda del Cultural.

En este
espacio, registraba con fotografías lo que me parecía mas notable de la manera
de vestir de los asistentes al cultural, y paralelamente realicé varios artículos
donde analizaba la manera de pensar de las diferentes subculturas presentes
(esas eran llamadas las culturotecas)

También
comencé a sacar cuentos cortos donde adaptaba mitos urbanos a la mitología del
cultural, utilizando técnicas de ingeniería memética. Esta sección no se
desarrolló porque se me atravesó la maestría en Estudios filosóficos, y eso absorbió
buena parte de mi tiempo en los últimos dos años y medio.

Regresé
a escribir algunas cosas en esa pagina, particularmente cuando el boom de la
agresividad anti emo, hace mas o menos un año.

A
finales del año pasado, comencé una revisión del movimiento emo… que nunca fue
publicada…

Así
como en otro ensayo hice referencias a mis críticas en comixfan, en este, haré
un crossover entre Moda del Cultural y Extravia. Esta columna aparecerá en
ambas páginas

 

Y la intención
es ver con la perspectiva de dos años, que ha pasado con los movimientos contraculturales
en Guadalajara, y con su presencia en el Tianguis cultural

 

Comencemos
por la cuestión emo.

Y
comencemos, por método, con una o dos definiciones.

Hace
alrededor de ocho años, los emo eran una proto-sub-cultura generacional, que se
caracterizaba ideológicamente por la afirmación de que hay que experimentar al máximo
todas las emociones posibles, vivir cada experiencia al máximo, dado que la
vida no tiene sentido en si misma. Una especie de nihilismo existencialista.

Posteriormente,
surgió la moda emo. Pantalones entallados, pelos largos sobre la cara,
maquillaje ligero, imagen andrógina, etc.

Se ha
discutido hasta el cansancio la relación entre la ideología emo y la moda emo. Hasta
donde yo veo, y lo he verificado mucho, son dos cosas separadas. Los primeros
emos no se vestían con la moda emo. La moda emo fue un producto del
comercialismo estadounidense.

E inversamente,
que un adolescente se vista con moda emo, no necesariamente implica que se identifiqué
con la ideología emo

Hace
poco más de un año, hubo una forma de historia colectiva contra los emos.
Subgrupos de las otras subculturas o tribus urbanas, acusaban a los emos de
copiones, y los agredían. Pero las agresiones mas fuertes no vinieron de las
otras subculturas, sino de los adolescentes que formaban parte del
establishment, del status quo.

Hace un
año, escribí que la presión social podía ayudar a coagular al movimiento emo en
una subcultura sólida.

Y
ahora, ¿Cómo se ven las cosas?

Curiosamente,
igual.

No
percibo que la subcultura emo haya evolucionado radicalmente. En diferentes
entrevistas con adolescentes (parte de mi trabajo en el otro mundo real), he
escuchado muchas veces las crisis existenciales derivadas del nihilismo, de la
idea que tienen de que la vida no tiene sentido; y eso los lleva a tratar de
vivir la vida de manera mas radical. Generacionalmente, piensan como emos. Pero
si les preguntas si son emos, lo negaran, y hasta manifestaran su repudio por
los emos.

Bastante
al contrario de lo que predije, la subcultura emo parece estarse diluyendo
dentro del mainstream, su estética se va fusionando progresivamente con la de
otras subculturas (primariamente con los dark/goth)

Incluso
en los medios de comunicación, la primera ola de bandas “emo” ya dejaron tanto
la imagen como el estilo atrás, y ahora solo vemos la típica imagen emo en
productos ultrabaratos Disney como Metro Station.

Y aun
vemos caricaturas de los emos en ciertos medios de comunicación mexicanos
(Platanito,  Omar Chaparro en Ritmoson
latino). Kristoff, portavoz (si no es que generador) de la histeria anti emo
hace dos años, ya dejo el tema atrás, pero la caricatura sigue perpetuándose.

La histeria
anti emo, la agresión social, la emofobia, como algunos la llamamos, parece
haber bajado. Poco a poco la sociedad parece estar generando algo de tolerancia
hacia lo diferente. Creo que esta tolerancia hacia los emos esta relacionada
con la tolerancia hacia la comunidad homosexual. Uno de los factores que solían
criticarse de los emos era la cuestión de su sexualidad “abierta”, y por lo
mismo, eran segregados por su orientación sexual, al igual que la comunidad
lgbt. En general, parece que la homofobia parece estar reduciéndose en Guadalajara
(%aunque siempre existen sus excepciones, "gracias a dios"%).

El
tianguis cultural sigue, igual que siempre, como un bastión de las subculturas,
un lugar donde los diferentes son aceptados, donde no hay segregación.
Gobiernos han ido y venido y no han logrado disolverlo.

Pero el
otro día me topé con una agradable sorpresa.

El
tianguis cultural no es el único lugar de reunión de grupos subculturales.

En el
Parque Revolución, grupos de jóvenes (la mayoría de apariencia emo) se reúnen a
compartir el tiempo y las actividades.
Y existe la leyenda urbana de los darketos que se reúnen junto al expiatorio…

Así que
parece que la ciudad esta generando espacios propios para las diferentes subculturas.

Simultáneamente,
el mecanismo de defensa del status quo sigue funcionando. Las subculturas son
asimiladas dentro del mainstream, en una forma diluida y degradada. Puedes ver
adolescentes que siguen la moda emo en plaza Galerías, y que no tienen mucha
idea de lo que implica la ideología emo. Aunque eso también pasa en el
cultural. Hay posers en todos lados, independientemente del nivel económico
predominante en el lugar.

 

Posted in Uncategorized | 1 Comment

La Estética del Odio

Esta es una Editorial que escribe un amigo, Manuel Angel. Le pedi permiso para reproducirla aqui dado que habla sobre el problema de la emofobia y yo no podria haber dicho de mejor manera lo que el dice.
si les interesa leer mas de sus editoriales:

www.myspace.com/anarchcorp

 

El Metal no es respetado.

 

Socialmente el metal no recibe el más mínimo de respeto, sin embargo debido a la imaginería que hemos elegido la ignorante y muchas veces retrograda sociedad nos muestra miedo debido a que los estoperoles, las cruces invertidas y las camisetas negras la intimidad. Pero miedo y respeto no son sinónimos.

 

Todos nosotros tenemos varios roles sociales, somos hijos, estudiantes, profesionistas, etc. y todos estos roles implican cierto respeto por parte de la sociedad, sin embargo cuando mostramos la ideología metalero a través de música y/o indumentaria invariablemente nos convertimos en parias de la sociedad, en miembros de uno de los estratos más bajos de la cultura, afortunadamente el miedo que la sociedad en general tiene hacia nosotros pues tienen la falsa creencia que cuando no estamos escuchando Metal estamos cometiendo crueles asesinatos en nombre de nuestro señor Lucifer evita que seamos victima de actos violentos. Lo mismo se puede decir del Punk, el Hardcore y el Gótico

 

Y entonces llegamos a la situación actual, grupos de individuos con coeficientes intelectuales de dos dígitos han decidido cometer una serie de actos violentos contra los que ahora les ha dado por llamar “emos”, no lo hacen porque estos individuos los ofendan de forma personal si no que lo hacen simplemente porque son…emos.

 

De la misma forma que el Klu Flux Klan agredía e incluso mataba gente por simplemente ser de raza negra o Hitler mataba personas simplemente por ser judíos.

 

Siempre me ha gustado pensar que ser “metalero” implica cierto nivel cognoscitivo ya que nadie llega al Metal porque los medios masivos de comunicación se lo dicen, se llega al Metal por elección propia lo cual habla de que tal vez tengamos un poco más de inteligencia que la persona promedio pero evidentemente esto no siempre es cierto.

 

Si nos podemos a hacer un poco de investigación histórica podemos observar claramente que el sonido que ahora llamamos “emo” tiene su raíz en el punk y en el hardcore, excepto que en lugar de tomar una consciencia política y social, se toma conciencia del si mismo.

 

La estética “emo” puede de igual manera es multifactorial pero se pueden ver claramente señas del deathlock de The Misfits e incluso algo de Dave Dictor vocalista de la seminal banda de Hardcore Millions of Dead Cops.

 

De hecho las primeras bandas de lo que podemos llamar el “emo” contemporáneo vestían como…cualquier otra persona, una camiseta y pantalones de mezclilla sin embargo cuando el movimiento captó la atención de un medio visual (MTV) fue necesario añadirle un componente visual y tomando un varios movimientos musicales previos a ellos crearon su estética.

 

Básicamente esto se resumente en que los “Emos” son parias posmodernos, igual que el que porta su camiseta de Dimmu Borgir o su Mohawk con orgullo, sin embargo su imagen no resulta lo suficientemente amenazante para el psique colectivo como para protegerlo entonces nace la maldita emofobia por la cual estamos pasando.

 

La sociedad tapatía en general tiene una misteriosa habilidad para discriminar, discriminan personas por ser protestantes, homosexuales, por no comprar vestir según las tendencias de la moda que se observan en el catálogo de Liverpool y de también por el tipo de música que escucha alguien cuando este no coincide con los lineamientos comerciales que son considerados “correctos”.

 

Sin embargo nosotros somos Legión, representamos un grupo ideológico que ha sido victima de la estupidez de la mayoría por años y cuando se nos da la oportunidad de mostrar que somos un poco más tolerantes que la persona promedio..hacemos justamente lo contrario.

 

Dejándome de formalidades creo que solo me queda decir.

 

Discriminar y/o agredir a alguien por su forma de vestir o por la música que escuchan es una completa estupidez, no caigamos en el mismo error que la raza humana a cometido una y otra y otra vez pero esta vez…por una canción de My Chemical Romance.

 

Dios Bendiga a los hijos de la Bestia.

 

Manuel Ángel Castillo

“Stay True, Stay Metal”

 

Posted in Uncategorized | 2 Comments

Culturoteca: ¿Elfos?

 

Sé que esta columna está un poco fuera de la línea establecida para las culturotecas… pero en realidad, las últimas columnas han sido respuesta a las situaciones y necesidades reales. Y ya más de algún compañero maestro me ha preguntado por esto. Y dado que el objetivo de esta columna era y es hacer explícitas las maneras de pensar de Otros, para permitirle a los Nosotros aproximarse en lugar de segregarse…

     Probablemente ya te ha tocado verlos, pequeñas figuras antropomórficas casi siempre sonrientes y arrugadas, vestidas casi siempre al estilo céltico (supuestamente), normalmente siendo cargados cuidadosamente por niños o adolescentes.

     Elfos.

     Antes de seguir, debo advertirte… si crees en los elfos, si tienes a uno de esos pequeños seres en tu vida, es poco probable que lo que voy a escribir te agrade. Lee bajo tu propio riesgo.

Recuerdo haber visto a jóvenes cargando elfos en el cultural desde hace mas de seis meses, quizá un año. Cosa bastante impactante y llamativa para mí. Cosa que raya más en la magia o la religión que en un movimiento subcultural.

¿En qué creen los jóvenes que cargan elfos? El mito dice que son seres mágicos, primigenios, espíritus de la naturaleza que viven en los bosques. En la página de Elfos de España, se habla de una persona que estuvo platicando con un campesino, que le platicó de los elfos, y que el hombre decidió hacer los muñecos como representación de los duendes que había conocido. Cada muñeco tiene una cara y esta vestido de cierta manera, que lo identifica con un personaje arquetípico. Cada arquetipo de elfo tiene un portafolio de acción, normalmente referido a dos o tres cosas que les son valiosas a los humanos (dinero, sexo, felicidad…). Se le da cuidado y se le trata bien a la figura para acceder a los favores del arquetipo

Aun no me queda claro que tanto los creyentes creen que la figura es el arquetipo o solo lo representa, y qué tanto creen literalmente en que la figura se anima (mito urbano fomentado por las alucinaciones colectivas y los videos trucados del youtube)

Por lo que he podido observar (sobre todo en los puestos de venta en el cultural) la demografía de los compradores de elfos es bastante variada. Sin distinción de edades o gustos. Pude observar desde emos hasta fresas cargando elfos, desde niños hasta adultos, e incluso a padres de familia comprándoles elfos a sus niños (en algunos caso no me quedó claro si el padre sabia el contexto de lo que estaba comprando, o si veía a los elfos como una barbie… pero en otro caso, era evidente que la madre sabia que el hijo adolescente estaba comprando un elfo, con toda la contextualizad mágica).

Platicando de esto con mis padres, surgió la duda de en donde más venderían estas figuras, y mi madre me hizo el favor de preguntar en las Fábricas de Francia si vendían elfos o no (honestamente, me podía imaginar los elfos siendo vendidos en ese lugar como un producto de importación de España, algo de caché) y el resultado fue que no, que casi se asustaron por la pregunta. Averigüé que también hay puestos de venta en San Juan de Dios y en el tianguis del Sol, y sería de suponerse que también en Santa Teresita… la verdad mi trabajo y actividades personales no me permiten verificarlo.

También dediqué un rato a observar a los vendedores de los puestos de elfos en el Cultural. En dos de los puestos, había señoras maduras que si trabajaban el aspecto del misticismo, le añadían misterio a la cuestión de las figuras y de la compra. Los vendedores son responsables de activar la piedra que sostiene al elfo. En uno de los puestos los vendedores eran jóvenes que ni siquiera sabían las identidades de los arquetipos. En el tiempo en que estuve realizando la investigación, la cantidad de puestos en el cultural dedicados (exclusivamente) a la venta de elfos aumento al doble. Creo que eso habla bastante de la cantidad de dinero en movimiento en esta cuestión.

     Al observar la página de elfos, noté que en España hay algunos modelos que no he visto a la venta aquí (en el cultural): los chamanes (duendes basados en figuras históricas de pieles rojas) y los orishas (duendes basados en las figuras divinas del voodoo y la santería). También he visto en los culturales jóvenes con elfos vestidos como huicholes, es decir, mexicanizados.

     En una de las últimas visitas, ya vi incluso un libro de hechizos para elfos, realizado con la calidad underground característica de los libros esotéricos que leía en mi adolescencia, en papel revolución, con empastado de cartón delgado y a una sola tinta. El libro tenía algo así como bases de magia de espíritus, un catalogo de los arquetipos de los elfos y sus portafolios de habilidades, y recetas de rituales para aplicárselos a los elfos.

A pesar de las similitudes y las incoherencias implícitas, los elfos (estos elfos) surgen en España. Al menos, la compañía que produce las figuras está registrada en España, en Alicante, y su nombre legal es Estrimon S.I. No estoy seguro de que tan indígena será la creencia (es decir, si los celtíberos creían en esos espíritus de la naturaleza, lo que es una creencia relativamente común en culturas primitivas), pero el nombre de elfo es la hispanización de elf, de origen nórdico. Preguntando por correo electrónico, parece que en España si ha habido una “elfomanía” derivada de la obra de Tolkien, entre los jóvenes (aunque los elfos de Tolkien están bastante distanciados conceptualmente de los espíritus de la naturaleza a los cuales se acercan mas estos elfos).

Estos elfos se acercan más a la creencia original de los duendes, espíritus de humor infantil, que hacían travesuras y mantenían el Elan vital de la naturaleza. Desde los duendes hasta los chaneques, es una creencia relativamente generalizada. El agregado que tienen estos elfos es que además los puedes usar para ciertos tipos de tareas, característica que los pone entre los homúnculos y los espíritus dominados por los shamanes.

Los homúnculos, como nota aclaratoria, son una leyenda alquímica de la edad media… la receta incluía colocar diversos fluidos corporales con hierbas y otros compuestos dentro de un crisol, y después de varios procesos se producía un pequeño hombrecillo que se podía utilizar como sirviente o espía, con el cual el creador compartía un rapport mental.

     Es curioso que se use el nombre de elfos (de raíz nórdica) para designar una creencia mas latina. No sé si tendrá que ver con la ya mencionada elfomanía tolkeniana y el mercado.

Aquí nos metemos en terrenos más pantanosos y difusos… ¿Qué tanto creen estas personas que los elfos son verdaderamente como lo platican, y que tanto es roleo, actuación? ¿Qué tanto puede una persona creer de verdad y que tanto pretende creer? Si, como dice Marcel, Creer es abrirse a un misterio, algo que no es cognoscible… creo que en la mayoría de los casos de los portadores de elfos, estamos hablando de una creencia superficial, una superstición, entintada con características de rituales mágico-shamánicos, en los que el espíritu es controlado a través del intercambio de favores, pero el espíritu retiene autonomía y puede incluso ser caprichoso y vengativo.

     Es una forma de llenar ese vacío existencial de sentido (y si me preguntan… por lo menos es menos perniciosa que meterse a una secta enajenante como la dianética/cienciología), de sentir que toman por lo menos algo de control sobre su vida, su destino (basta con ver los testimonios en la página de elfos…). También parece darles cierto sentido de presencia social. Para llamar la atención, para ser diferentes. Algunos incluso modifican la vestimenta de sus elfos y les ponen joyas para hacerlos mas “únicos”; junto a esta presencia social, esta la identificación grupal, hay personas cuyos duendes de vuelven novios sin que los dueños lo sean (¿sublimación?), la mayoría de las veces se pude ver a grupos de jóvenes cargando elfos. Otro mecanismo de identificación social, otro generador de identidad.

     Debo confesar que al principio confundía a los elfos con los trolls… otros muñecos, un poco mas caricaturizados, que estuvieron de moda hace alrededor de diez años (estos eran juguetes, no depósitos de espíritus), aunque en la relación entre la figura y el dueño me recuerdan mas a los Cabbage patch kids de los ochentas (el dueño de un verdadero CPK tenía que hacer un juramento en una capilla y firmar un documento de adopción…). Pero no se tenía la creencia que los CPKs se movieran, ni había que hacerles ofrendas.

     Caminamos esas estrechas veredas de la fe popular y la superstición, la enajenación y la entrega al Misterio. No es tan fácil distinguir… en muchos casos… pero en este caso es prácticamente evidente que la motivación profunda de la creación de esta práctica es económica. Una mezcolanza kitsch de creencias sin mucha relación per se, que solo pueden ser realizadas y aplicadas a través de la compra de una figura;

creo que se vuelve evidente que esto es una superstición que disfraza una explotación económica de ciertas debilidades psicológicas de la gente (particularmente los jóvenes).

Yo trato de respetar las creencias de los demás, mientras estas no vayan en contra de la dignidad humana, mientras que impliquen una forma de crecimiento en lo humano. Y la creencia en los elfos no lo hace. Esta creencia está bastante cerca de ser una ideología enajenante, y por lo tanto hay que observar cuidadosamente cómo evoluciona, aunque mi pronóstico es que pasará de moda en cosa de uno o dos años, que durará menos que Pokemon.

Posted in Uncategorized | 2 Comments

Culturoteca: emo

Un año después de dejar este proyecto, tengo un regreso parcial… generado por las circunstancias reales. El fenómeno de la subcultura emo ha ido creciendo en estos dos años de manera impresionante. Y me encuentro con mucha gente que no entiende del movimiento, o que discrimina a los que se ven “emo” sin siquiera entender de que se trata.

Y en estos años, he referido a muchos curiosos de las subculturas a leer el material de esta página para disipar sus dudas… pero no tenía un artículo sobre los emo… así que aquí estoy de vuelta, escribiendo.

Durante este tiempo, en caso de que tengan la duda, he estado estudiando la maestría en estudios filosóficos, centrándome en fenómenos de la consciencia.

Me disculpo de antemano por lo largo del articulo… normalmente trato de mantenerlos mas breves, pero esta vez responderé a las múltiples dudas que se me han planteado últimamente.

 

Definir el movimiento emo implica varias dificultades:

Los orígenes estéticos del movimiento en la música y en la moda causan que la ideología no está claramente cuajada (todavía); así que para hacer este articulo tuve que abrevar en fuentes tan diversas como videos de youtube, blogs y entrevista abierta con personas identificadas con este subgrupo

El movimiento se encuentra en proceso de definición. Hasta ahora no he visto documentos claramente identificables como un Manifiesto emo… la ideología se esta definiendo aun… y tiene iteraciones bastante diversas (me viene a la mente la muchacha del video contra la discriminación hacia los emos… ella habla de ideas claramente definidas, en su mente… pero no de ideas necesariamente coherentes entre sí). A la mitad del desarrollo de este artículo le puse las manos a un libro llamado Everybody hurts por Leslie Simon y Trevor Kelley, que me dio mucha luz al respecto.

De hecho, la razón porque no escribí esta Culturoteca hace un año, es porque yo apostaba a que el movimiento emo sería una moda vacía y pasajera, no esperaba que trascendiera. Estaba de acuerdo con uno de los graffitties frente al cultural, que dice: Emo es Moda. Pero ahora me se ha vuelto evidente que no es solo moda, que hay una forma de pensar detrás, y que tiene mas peso en la cultura contemporánea de lo que nos imaginábamos.

 

Considerando estos puntos, creo que es necesario aclarar que este articulo es desde mi perspectiva del movimiento, y es como una foto… solo refleja lo que veo en este momento… que puede perder validez en uno o dos años ( de hecho sería interesante contrastar la validez de este articulo con el paso del tiempo)

 

Hasta donde percibo, el punto de partida filosófico del movimiento emo es la crisis de sentido que se dio en los noventas. La vida (de nuevo) no tiene sentido. El nihilismo que en los setentas generó el movimiento punk y a finales de los ochentas el grunge (derivado de la generación X) recibe una nueva respuesta en los dosmiles.

Si la vida no tiene sentido, si la vida no tiene un porqué vivirla, hay que encontrárselo en cada momento, saboreando cada posibilidad, gustando de cada emoción. Las emociones se sienten más fuertemente. Es una especie de respuesta existencialista contra el nihilismo.

Esta emotividad exacerbada conlleva una tendencia a las emociones negativas también. Si todo vale la pena experimentarlo, si todas las emociones hay que sentirlas al máximo, también hay que experimentar las emociones negativas, la tristeza y el enojo, también hay que sentirlas a fondo… en cierta manera, hay que aprender a disfrutarlas

 

Esto genera en ellos procesos psicológicos… interesantes….

Algunos emos si tienden a quedarse en las emociones negativas, y sabemos que la neuroquímica del cerebro tiende a asentarse en las emociones que repites más… si hay algunos que se toman actitudes autodestructivas (tanto psicológicamente como físicamente) como parte de su exploración de las sensaciones.

 

Pero no todos los emos son tristes, así como no todos los darketos son depresivos o suicidas…

 

Por otro lado, al menos en los medios de comunicación, me ha tocado ver a algunos emos exhibiendo una variabilidad emocional impresionante. Me viene a la mente un video de un joven andrógino defendiendo a Britney después de su lamentable baile en los premios MTV (LEAVE BRITNEY ALONE!!!!) y la joven con su discurso anti-discriminación contra los emo. Cambian de humor más rápido que los japoneses cambian de primer ministro.

 

Existe cierta similitud ideológica con el romanticismo del siglo XIX y con los darketos… en cierta manera son movimientos anti-racionalistas, en los que lo que vale es la emoción… pero los emos son menos… mórbidos que los darketos. La apertura a las diversas emociones me suena más al existencialismo… en incluso en momentos alcanzan a sonar hippies (la muchacha anti-discriminación, de nuevo, con su defensa del amor universal).

 

Como ya habíamos mencionado, es un movimiento que comienza como tendencia estética, en música primero, luego en moda, y poco a poco ha ido definiendo una ideología.

La música emo se deriva del hardcore .

La moda emo se deriva primariamente de la moda punk… y del happy punk noventero….

 

Uno de los principales identificadores de la moda emo es el pelo… tienden a usarlo sobre la cara, cubriendo por lo menos un ojo (en alguna parte oí la referencia de que era para demostrar su inconformidad con el mundo, el no querer ver el mundo como es… pero no recuerdo el origen de la información, así que no lo considero fidedigno)

Hay una marcada tendencia a la ropa negra, café obscuro o gris, pero haciendo contraste con colores brillantes como el rojo, o en algunos casos el rosa brillante. Una característica típica son las rayas horizontales gruesas, intercalando rojo con negro casi siempre.

Muchas veces vemos pantalones apretados tubulares, reminiscentes de los típicos pantalones punk de los setentas.

Es común ver sudaderas con gorro (muchas veces puesto sobre la cabeza, aunque no llueva o no haga frio)

Típicamente vemos los ojos delineados en negro (tanto en hombres como en mujeres), y a veces algo de sombras en los ojos, medio borrados para denotar la idea de haber llorado (más común en las mujeres).

No es tan evidente la distinción sexual en los emo, a diferencia de los darketos. La moda femenina no se distingue tanto de la masculina.

Los piercings no son raros, en el labio, pero no en el borde, sino mas adentro, o en la ceja, y más comúnmente laqueados negros que cromados.

Lo más común son tenis negros, tipo vans (mocasines) o tenis típicos con ilustraciones.

 

A lo que he observado en lugares como el cultural, hay una tendencia progresiva a la fusión entre la moda dark y la moda emo… los emos incorporan detalles de la moda dark cada vez de manera más evidente.

 

Voy a tener que confesar uno de mis pecados mas graves…. Veo Picnic. Un programa para chicas que pasa en el Telehit. Las conductoras son guapas y a veces tratan temas que me parecen interesantes. Y el miércoles pasado (19 de septiembre) hablaron un poco sobre los emo. Llevaron a una tía española que creo que es psicóloga (no conozco su curriculum, pero normalmente habla sobre cuestiones de sexualidad, bastante acertadas a mi punto de vista). Y se metieron a hablar sobre el problema de la autoflagelación o automutilación.

Parte del mito urbano sobre los emo es que se cortan a si mismo con navajas, o se queman con cigarros, o se jalan el pelo hasta arrancárselo. Este fenómeno no es nuevo, ni es exclusivo de los emo ( no por ser emo te haces autoflagelación, ni por hacerte autoflagelación eres emo)

La española decía que la autoflagelación es una forma de huir de los problemas personales, una fuga para no enfrentarlos. Porque mientras se siente el dolor, se te olvida.

Y yo añadiría que el dolor produce endorfinas en el cerebro para bloquear la sensación… así que el dolor acaba produciendo algo de placer (parecido al efecto de comer chile)

He conocido dos o tres personas que se hacían automutilación… (uno que podría haberse considerado pre-emo, una que no tiene relación con el movimiento) y mi perspectiva es que esta hipótesis es bastante acertada, al menos para personas no-emo.

 

OK, en el punto de la sexualidad se vuelve un poco difícil distinguir entre la mitología urbana al respecto y lo que he podido averiguar.

Si la idea es experimentar todo en su máxima intensidad, la sexualidad se manejaría como una experimentación de las diversas posibilidades… y si eso lo sumas con una falta del sentido básico de la vida personal, pues… el mito dice que los emo son homosexuales o bisexuales… pero creo que la apreciación no es exacta

Estamos hablando de hombres  y mujeres que se permiten sentir y tener sentimientos, que exploran sus posibilidades… no estamos hablando de la liberación sexual reichiana de los setentas, estamos hablando de procesos exploratorios. Hablamos de sensibilidad más que de sexualidad. De humanos en proceso de definición que no tienen miedo a probar.

Y enfatizo, no podemos hacer generalizaciones. No porque una persona se vea emo quiere decir que es bisexual, ni porque le guste x grupo de música podemos decir que sea emo.

¿Y porque hablo de sexualidad en los emo? Sigue leyendo, y cuando llegues a la cuestión de la discriminación, entenderás.

 

Aunque podemos rastrear los inicios del movimiento emo hasta los finales de los noventas, este movimiento ha ganado presencia en los medios en los últimos dos o tres años. Grupos musicales MTVeros que explotan la imagen, tiendas de moda en plazas comerciales de moda que venden ropa de este estilo (hay una tienda nueva en la gran plaza, que explota la visión alternativa, tanto metalera como dark como emo, por ejemplo), y sobre todo, los quince segundos de fama en internet.

Para la übermáquina capitalista del mundo, el emo es solo otro producto de consumo que ubicar en un mercado hambriento de lo nuevo. Como todos los movimientos ideológicos de los últimos cuarenta años.

 

Curiosamente, la mayoría de la gente identifica a grupos como My Chemical Romance, Fall Out Boy o Panda como emos… pero si le preguntas a un emo, prácticamente se ofenderá por la afirmación. Desde la perspectiva emo, grupos como From First to Last, Alesana, Chiodos… son mas claramente identificables como emo.

Letras que hablan de amores y desamores, familia y muerte. Desencuentros y desadaptaciones. Envueltos en música que suena con baterías rápidas y guitarras fuertes en la mayoría de los casos, con vocalistas que cantan al tope de su voz… incluso en la ocasional balada acústica.

 

Ahora una de las mayores dificultades de definir este movimiento, es que si tu le preguntas a diez personas que parezcan emo si son ideológicamente emos o no, más de la mitad te dirán que no. Y muchos que son emos no se visten como emo.

Los primeros emos no eran tan visiblemente distinguibles, ni usaban la etiqueta emo ni se vestían como emo… había una imagen mas cercana a lo anarco y a lo punk (happy).

Y aun los que piensan como emo, y se ven como emo, si les preguntas si son emos, muchos dicen que no. Tienen una identificación con la ideología pero no quieren ponerse la etiqueta.

En resumen, no por verse emo es emo, ni  por ser emo se ve emo, necesariamente.

Hasta donde entiendo, parte de la cuestión es que la etiqueta emo ha sido usada de manera peyorativa, por las “normales” para segregar a los emo, y a veces para segregar a los posers de emo. Algunos usan la etiqueta emo para señalar a los que se ven emo pero no piensan como emo… y entre los emos de verdad (los que se identifican con la ideología) hay un fuerte rechazo a los que se visten como emo y no piensan como emo.

 

Curiosamente, mientras escribía este artículo, mucha gente me preguntó sobre mis actividades, cuando yo respondía “un artículo sobre los emo” la siguiente pregunta era:

“¿Tu también los odias?”

Debo de admitir que al comienzo del movimiento si hice uno o dos chistes sobre golpear emos… y no me siento orgulloso de ello… un fenómeno bastante notable alrededor de los emo ha sido la discriminación que se ha generado en contra de ellos.

Esta discriminación también se ejerció contra los darketos, pero como los darketos, por su imagen, tienden a dar miedo, no son abiertamente agredidos.

La imagen emo es más… tierna. Hombres que se permiten sentir y que tienen una imagen entre andrógina y tierna… invitan a la agresión de los hombres machos ( y el machismo existe tanto en México como en los EU, solo que en avatares diferentes)

Esta discriminación es otra forma de ese “nosotros contra los otros” que hemos vivido tantas veces en la historia humana. Solo que en este caso, los otros se caracterizan por su vulnerabilidad.

También se ejerce cierta discriminación porque muchos perciben a este movimiento como “vacío”, es decir, pura estética y nada de ideología. Los emos son percibidos como posers.

Y el fenómeno si ocurre, pero no es tan generalizado como se percibe.

Y un tercer aspecto de la discriminación es la homofobia… los emos son percibidos como moralmente disolutos (por su supuesta conducta sexual) o como afeminados (por ser sensibles) y por esta supuesta conducta desviada (del supuesto standard moral) también son discriminados

 

Al estar platicando de este articulo con mi novia, me preguntó “¿entonces ahora vas a ser el defensor de los emo en la escuela?”.

Divido la respuesta en dos:

No me identifico con la ideología emo. La entiendo y la respeto, pero no la adoptaría como modo de vida. Está un poco lejos de mi perspectiva actual de vida. En este momento soy feliz, y quiero seguir así.

Pero respeto la ideología emo, la entiendo como otra manera de sobrevivir al nihilismo, a la falta de sentido del mundo actual. Y por lo tanto, la respeto como modo de vida.

No apoyo ni acepto ninguna forma de discriminación, ni por sexo, ni por raza, ni por forma de pensar o vivir. Cada ser humano tiene el derecho a pensar y vivir como quiera, mientras que sea una opción consciente, razonada y coherente.

Los emo tienen derecho a ser emo, igual que los darketos tienen derecho a ser darketos y los fresas tienen derecho a ser fresas y los nacos tienen derecho a ser nacos.

 

Adherirse una etiqueta para integrarse a un grupo, para ponerse una identidad, apela a una forma instinto básico del ser humano: la supervivencia en manada. El ponerse una etiqueta permite al joven ir adoptando características que formarán parte de su personalidad a largo plazo. Y todos, en algún momento de nuestra vida, hemos usado etiquetas para identificarnos, sea darketo, punk, intelectual o filosofo.

 

Y no hay razón lógica, ni sustentable éticamente, para discriminar a un ser humano, mucho menos en base a su ideología o forma de vivir.

Resumo, estoy en contra de cualquier forma de discriminación. Y me opongo a la discriminación.

De ninguna manera me declaro el defensor de los emo… porque ellos no necesitan defensor. Lo correcto es que ellos sean lo que quieran ser, y que los demás los respetan, como más o menos ha pasado durante los últimos cincuenta años.

Así que dejen a los emos ser emos

 

 

 

Agradecimientos:

Jorge Fonseca

Lorena Pérez

Juan Daniel Zúñiga

 

 

Informografía:

 

+Simon, Leslie y Kelley, Trevor

Everybody hurts

Ed Harper

E.U.A.

2007

 

+Programa Picnic

Transmitido el 19 de septiembre del 2007 a las 8:00 PM

 

+Video en defensa de Britney Spears

http://youtube.com/watch?v=SEcmk9G4wo0

 

+Video en contra de la discriminación hacia los emos

http://youtube.com/watch?v=uJTFVM2A27c

 

+¿Crees que exagero sobre la discriminación?

http://www.myspace.com/mataunemo

  

Posted in Uncategorized | 22 Comments

3 de junio

Sábado lluvioso. Crei que iba a haber poca gente… los puesteros legaron mas tarde, pero la cantidad de visitiantes fue casi igual a otros sábados.

Tomé pocas fotos… vi poco que me llamara la atención. Y las columnas sobre memética cultural me rebasan… tengo varias comenzadas pero ninguna bien hecha.  La verdad estoy pensado en darle un descanso al proyecto… creo que fue bueno mientras duro… pero mi vision de fotografo parece haberse saturado…si no es que acabo el proyecto. Otra opcion sería continuarlo con graffiti y stencil urbano… o algo asi…

Una cosa si me llamó la atención, Los mendigos, los pordioseros.  Hay algunos que se han vuelto recurrentes, como el señor en silla de rueda que trae un perrido de peluche, de esos de The Dog, o la pareja de viejitos, ella en silla de ruedas y el empujandola… la cosa es que si van recurrentemente al cultural es porque si sacan dinero… y por un momento pense que era curioso, que lo que habira esperado es que los jóvenes del cultural reaccionaran negativamente ante pordioseros,  pero varias de las ideologías alternativas del cultural se fundamentan en la solidaridad, de una o de otra manera. No me opongo a que vayan a pedir limosna al cultural, en realidad son otro síntoma de la enfermedad de la socidad.

Y hablando de enfermedades sociales, el cultural recibio el sabado la visita del candidato a gobernador del estado por parte del PRI… fue interesante ver que el tipo si percibe a la comunidad relacionada con el cultural como un grupo de votantes que puede ser de peso. Y que la gran mayoría de la gente del cultural no lo peló. Aunque las propuestas que el tipo traía en referencia al cutlral sonaban interesantes… pero en tiempo de campaña, siempre hay muchas propuestas, y en tiempo real, pocas se llevan a cabo.

En fin. Por lo pronto, esta semana todavía habra mitografía

Posted in Uncategorized | 10 Comments

Comidas

Primero, una explicación. La página estuvo inactiva y no tome fotos el sábado, por la actividad en mi trabajo. Tiempo de exámenes, requiere mayor atención y esfuerzo… el sábado estaba extraordinariamente cansado. Segundo, otra explicación. Este trabajo sobre la comida en el cultural lo tenia prácticamente listo desde la semana pasada, pero no me convencía, porque la verdad suena como una serie de comerciales. Señalo lo bueno de cada puesto… pero después de pensarlo un poco, pues es que hablo principalmente de los puestos en los que como porque me gusta; y si hablo bien de un puesto es porque me gusta, porque objetivamente es bueno. Así que decidí dejarla más o menos como estaba.

Como mencioné en la introducción, he visitado el tianguis cultural desde sus comienzos, allá frente a la capilla del Carmen. Al principio era primariamente libros viejos… alrededor del parque, sobre la banqueta. Y en el centro, junto a la fuente, lo primero que se colocó para comer fueron las tostadas de ceviche de soya, y poco después, la competencia fueron las hamburguesas de soya y ensaladas de fruta y verdura rallada.

Al principio debo de admitir que me costaba trabajo comer las tostadas de soya… en aquellos tiempos era un carnívoro rampante, y una tostada de ceviche de soya no era lo que mas me llamaba la atención… pero acabé desarrollando el gusto. Ambos puestos siguen hasta la fecha en el Cultural.

En su localización actual, mi día en el cultural siempre comienza con un jugo mixto de naranja y zanahoria… hecho por Doña Rosa, que tiene su puesto en la esquina de España y Calzada del Águila. Ella vende jugos, licuados y chocomiles… y la familia vende lonches en una tienda contigua, lonches de pierna, por cierto, bastante buenos. Doña Rosa siempre atiende de manera amigable y con una sonrisa.

Por ahí de media mañana, como a las once para mí, es hora del almuerzo… y siempre acabo en los tacos al vapor de contra-esquina del seguro, junto al puesto de cigarros. Los tacos son buenos y baratos, de frijol, chicharrón, papa y pierna en mole… de buen tamaño y bien rellenos. El don también vende tacos dorados de papa o de frijol. Y la fruta en vinagre y las salsas son únicas.

Según mis memorias, el primero puesto estable de comida que se instaló ya cuando el Cultural estaba en su localización actual fue el de fritangas y jugos que se coloca cerca del extremo sur de la plaza, hacia el obelisco. Honestamente no suelo ir ahí, porque se siente como el puesto institucional del cultural… aunque siempre huele bien, y cada vez que paso, los hot dogs de ahí me llaman… tal vez los pruebe en uno de estos sábados.

Poco tiempo después se añadieron múltiples puestos de aguas, papas, frutas y tejuinos… que rodean la zona donde se hacen los conciertos. Es bastante interesante ver la dinámica de las relaciones entre ellos, se conocen entre si, tienen ciertas jerarquías…

Mención aparte se merecen los ambulantes. Desde los hot cakes y los tamales y atole, hasta las tortas ahogadas o los jugos, que se dedican mas a los tiangueros que a los clientes… desde los que venden pan dulce hasta la señora de las empanaditas integrales de queso con rajas y otros rellenos.

Y para los gustos mas sofisticados, por la calle del seguro social, a un lado del hospital, hay una banqueta llena de puestos… de los cuales yo he probado los tacos de barbacoa y de guisados, el puesto de la mera esquina, de tortas ahogadas. Son buenos, pero son mas comunes que los que están adentro del cultural.

Posted in Uncategorized | 2 Comments